by Jordi 

5 claves aprendidas después del colapso del protocolo Terra​ 💥​🌙​​

0 Comments

El espectacular colapso de Luna a principios de este mes nos enseñó que incluso la inversión en las criptomonedas más prometedoras conlleva grandes riesgos. También nos enseñó lo importante que es hacernos las preguntas correctas (cinco preguntas para ser exactos) sobre cualquier inversión en criptomonedas que vayamos a realizar. Entonces, con los precios de las criptomonedas a la baja en todos los ámbitos, vamos a ver las lecciones aprendidas con el regreso de Terra.

1. ¿Cuáles son los antecedentes de los fundadores?🕵🏻​

Así como evaluaríamos al equipo directivo de una empresa antes de invertir en sus acciones, para realizar una inversión en criptomonedas tenemos que evaluar a los fundadores antes de invertir en sus tokens:

  • ¿Cuál es su experiencia previa en el ecosistema de las criptomonedas?
  • ¿Tienen experiencia en Web2 o firmas financieras?
  • ¿Cuál es su visión para el proyecto en los próximos cinco años?
  • ¿Tienen participación en el proyecto, es decir, están invertidos en el token de su propio proyecto?

Es importante alejarnos siempre de los fundadores anónimos. La inversión en criptomonedas donde los fundadores son anónimos tienen una gobernanza más débil y es más probable que sean estafas, ya que no hay responsabilidad cuando algo sale mal. También debemos tener cuidado con los fundadores que están asociados de alguna manera con estafas criptográficas anteriores o fallas en proyectos; esa es otra señal de alerta. Es de gran utilidad consultar el Whitepaper o el roadmap del proyecto para averiguar esta información.

Curso de criptomonedas
Momento en el que Do Kwon se entera que UST pierde la paridad con el dólar.

2. ¿El proyecto resuelve un problema real?⚙️​

Los proyectos que no resuelven un problema probablemente terminarán con pocos usuarios y sus tokens no valdrán mucho. Consideramos que los requisitos mínimos a cubrir en la inversión en criptomonedas serían como mínimo los siguientes:

  • ¿Cuál es el problema que este proyecto está tratando de resolver?
  • ¿Es un verdadero punto de dolor?
  • ¿El proyecto aborda el problema de una mejor manera que las soluciones existentes?

Por ejemplo, podemos realizar una inversión en criptomonedas como Klima que intenta abordar dos problemas reales:

  1. El cambio climático, al crear un “agujero negro” para las compensaciones de carbono, que representan una tonelada de CO2 que se ha evitado o eliminado permanentemente de la atmósfera. Su objetivo es sacar esas compensaciones del mundo real, haciéndolas escasas y aumentando su precio. Esto desincentiva a los contaminadores e incentiva proyectos de compensación de carbono como energía renovable, forestación, etc.
  2. La forma en que se comercializan las compensaciones de carbono. Actualmente no existe un mercado global centralizado para comercializarlos. En cambio, las compensaciones se negocian a través de intermediarios y corredores de carbono en un mercado sin liquidez, opaco, fragmentado e ineficiente.

Curso de criptomonedas
Estadísticas del proyecto Klima. Fuente: Klima

La solución de Klima a este problema es su token nativo KLIMA, cada uno de los cuales representa una tonelada de compensaciones de carbono. Si el proyecto tiene éxito, los tokens KLIMA pueden ser una mejor forma de intercambiar compensaciones de carbono y a su vez realizar una inversión en criptomonedas.
Antes de realizar una inversión en criptomonedas, tenemos que describir claramente el problema exacto que está tratando de resolver y cómo lo hace mejor que los demás. Pensemos en ello como una especie de «prueba del lápiz» de Peter Lynch. Como decía el legendario inversor:

Curso de criptomonedas

3. ¿El proyecto no puede ser bifurcado?🍴​

La mayoría de los proyectos de criptomonedas son de código abierto, lo que significa que son susceptibles de que los competidores copien (o «bifurquen») su código para crear un proyecto competidor. Por eso es importante evaluar la defensa de un proyecto observando la utilidad que no puede ser bifurcada fácilmente por un proyecto rival.
Esta cualidad se denomina «utilidad imperdible«: el valor de la dificultad de replicar un proyecto de criptomonedas, más conocido como un hard fork. Y antes de realizar una inversión en criptomonedas, debemos medir su valor real. Consulte nuestro Insight anterior para aprender cómo hacer exactamente eso.

Curso de criptomonedas
Explicación de una bifurcación dura. Fuente: Medium

4. ¿Es seguro el proyecto?🔐​

Los hacks en el ecosistema de las criptomonedas suceden todo el tiempo y pueden ser extremadamente caros, en algunos casos los inversores pierden todo su dinero. Debemos asegurarnos de evaluar la seguridad de un proyecto antes de invertir:

  • ¿Se ha auditado su código?
  • ¿Ha sufrido hacks o problemas de seguridad en el pasado, independientemente de cuán pequeños sean?

También debemos asegurarnos de evaluar la seguridad de las blockchains particulares en las que realicemos una inversión en criptomonedas. Una forma de hacerlo es observar la cantidad de participantes de la red. Ya sea a través de la minería o el staking, los participantes de la red (también llamados validadores de bloques) ayudan a mantener las blockchains seguras a cambio de algún incentivo como ganar tokens. Cuantos más usuarios haya, más segura se vuelve la red, ya que es más difícil para los hackers ejecutar un “ataque del 51 %”.

Curso de criptomonedas
Explicación de un ataque del 51%. Fuente: Axia Global Trading

5. ¿De dónde proviene la rentabilidad del proyecto?💰​

Si el activo en cuestión ofrece alguna rentabilidad a los inversores que bloquean sus tokens (a veces llamados «recompensas de staking»), es muy importante descubrir como se genera exactamente esta rentabilidad.
Un buen ejemplo son las recompensas de staking que provienen de los ingresos de un protocolo: las tarifas de transacción de un intercambio descentralizado, por ejemplo, o las tarifas de préstamos de un protocolo de préstamo/préstamo descentralizado. Un mal ejemplo es la rentabilidad que se financia en su totalidad simplemente imprimiendo nuevos tokens, especialmente si la rentabilidad prometida es bastante alta. Si ese es el caso, el suministro total de tokens sube considerablemente todos los días a medida que se crean y distribuyen nuevos a los inversores. Esto diluye el valor de cada token, bajando su precio. Entonces, mientras que la cantidad total de tokens que tenemos sube debido a las recompensas de participación, lo más probable es que el valor total de nuestra inversión disminuya.

Curso de criptomonedas
Momento del inicio del colapso de UST.

Otro mal ejemplo son las rentabilidades que son… simplemente insostenibles. Veamos por ejemplo Anchor Protocol, un protocolo de préstamos descentralizado que ofrecía rentabilidades cercanas al 20 % a los usuarios que depositaban TerraUSD (UST). Parte de esta rentabilidad fue financiada por el interés que Anchor cobró a los prestatarios y las recompensas de participación que ganó en los tokens que los prestatarios ofrecieron como garantía. El déficit fue financiado por una «reserva de rentabilidad» que siguió disminuyendo todos los días.

Curso de criptomonedas
Colapso del protocolo de Anchor. Fuente: Defillama

Luna Foundation Guard, una organización sin ánimos de lucro que apoya el ecosistema Terra, que incluye UST y Anchor, intervino para reponer la reserva en febrero, claro, pero eso no abordó la raíz del problema: la rentabilidad que Anchor pagó a los titulares de UST era insostenible. Eventualmente, todo el ecosistema (UST, Anchor y Luna) colapsó (por supuesto, también hubo otros factores en juego).
Es posible que la inversión en criptomonedas nunca esté exenta de riesgos, pero las buenas pueden resultar en una buena cantidad de beneficios. Hacer las preguntas correctas nos puede ayudar a descubrir cuales son las que tienen verdadero potencial.

About the author 

Jordi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates