by Jordi 

Cómo arreglar la defectuosa estrategia de inversión en acciones 60/40🔧​🗺️

0 Comments

Dado que la inversión en acciones y los bonos se han puesto a prueba últimamente, la tradicional estrategia de inversión 60/40 (60% acciones, 40% bonos) está preparada para su peor rendimiento trimestral en décadas. Pero no necesariamente hay que renunciar por completo a la antigua estrategia de diversificación: solo necesitamos adaptarla un poco.

 

¿Por qué la estrategia de inversión en acciones y bonos está funcionando tan mal?🎢

En pocas palabras, los continuos problemas de la cadena de suministro, junto con las subidas vertiginosas de los precios de las materias primas, generaron temores de que estamos al borde de una nueva era de estanflación, es decir, bajo crecimiento económico y alta inflación. Esta combinación perjudica simultáneamente los precios de la inversión en  acciones y los bonos, drenando los beneficios de la cartera 60/40. 
Para agravar el problema, la Reserva Federal de EE. UU., después de haber ido inicialmente lenta para responder a la inflación más alta registrada en 40 años, ha empezado a subir los tipos de interés a su nivel más agresivo en décadas. Estos tipos de interés más altos están arrastrando aún más la rentabilidad de la inversión en acciones y bonos.

 

curso invertir en bolsa
La estrategia de inversión en acciones y bonos está preparada para un mal trimestre, incluso peor que durante la crisis financiera mundial de 2008. Fuente: Bloomberg

En total, la cartera 60/40 se ha desplomado un 14% en lo que va del trimestre, según Bloomberg. Es peor que el desempeño que registró en las profundidades de la crisis financiera mundial o en la derrota de una pandemia única en un siglo.

 

¿Cómo se puede arreglar la estrategia de inversión en acciones y bonos?🚑​

Una forma sencilla es incorporar un filtro de tendencia en los dos componentes principales de la cartera 60/40 (acciones y bonos). Por ejemplo, podemos realizar nuestra inversión en acciones en un activo en particular si está en una tendencia alcista y evitamos (o vendemos) si la tendencia se vuelve bajista. Podemos hacer esto utilizando un indicador técnico simple, por ejemplo, el impulso del precio de 12 meses, que mide el cambio porcentual del precio del activo durante los 12 meses anteriores. Si es positivo, es una tendencia alcista; si es negativo, es una tendencia bajista.

 

curso invertir en bolsa
Comparativa de rentabilidades de diferentes estrategias de inversión en acciones. Fuente: Schroders

Así es como funcionan estas modificaciones: en el último día de negociación del mes, primero vemos si el cambio de precio de 12 meses del mercado de valores (usando algún índice o ETF) es positivo. Si es así, invertimos el 60% de la cartera en acciones. Si no es así, invertimos ese 60% en efectivo, ganando el  tipo de interés vigente. Seguidamente, hacemos lo mismo con los bonos: invertimos el 40% de la cartera en bonos si su cambio de precio de 12 meses es positivo. De lo contrario, invertiremos esa parte en efectivo. Luego mantenemos todo hasta el último día de negociación del mes siguiente y repetimos el proceso.
curso invertir en bolsa
Gráfico en temporalidad 5 años del LBUSTRUU:IND. Fuente Bloomberg

¿Cómo habría funcionado la estrategia de inversión en acciones y bonos en el pasado? 🔮​

Vamos a probar esta estrategia de inversión en acciones y bonos durante los últimos 45 años utilizando datos descargados de Bloomberg. Vamos a usar la rentabilidad total del S&P 500 para las acciones y la rentabilidad total del índice de bonos agregados de EE. UU. de Bloomberg para los bonos. Para el efectivo, utilizaremos el tipo efectivo de fondos federales de EE. UU., un buen indicador de la rentabilidad generada en efectivo. Aquí están los resultados:

 

curso invertir en bolsa
Rendimiento de inversión de la estrategia de inversión clásica 60/40 frente a una con filtro de tendencia.

Medido en los últimos 45 años, las dos versiones de la estrategia de inversión en acciones y bonos generaron rentabilidades anuales promedio prácticamente idénticas de casi el 10%. Pero sus perfiles de riesgo eran muy diferentes.
La volatilidad anualizada de la estrategia 60/40 filtrada por tendencia fue del 8% durante el mismo período, significativamente más baja que el 9,6% de la estrategia clásica 60/40. En otras palabras, la cartera 60/40 con filtro de tendencia generó mayores beneficios de inversión por unidad de riesgo.
Otra medida importante para evaluar el riesgo de una estrategia es la reducción máxima (MDD): la mayor caída de pico a valle en el valor de una cartera. El uso de un filtro de tendencias redujo el MDD de la cartera 60/40 a más de la mitad: mostró una disminución máxima del 17 % en comparación con el 37 % de la versión clásica.

 

¿Por qué quedarnos con la estrategia de inversión en acciones y bonos?🤝​

El 60/40 es una estrategia de inversión tradicional que ha funcionado bien en el pasado. Pero muchos inversores abandonan incluso las mejores estrategias cuando empiezan a experimentar grandes pérdidas en su inversión en acciones y bonos. Por eso es importante controlar el riesgo y evitar grandes pérdidas. No solo conduce a mejores resultados de inversión, sino que también hace que sea más probable que se mantenga en la estrategia.
Históricamente, la incorporación de un filtro de tendencia simple en la cartera 60/40 ha reducido su volatilidad y las reducciones de inversión manteniendo intacta la rentabilidad. Y es probable que logre resultados similares, independientemente de cómo dividamos nuestra cartera en diferentes clases de activos.

About the author 

Jordi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates