by Jordi 

Cómo proteger nuestra inversión en acciones a medida que aumentan las tensiones en Taiwán😰​🛡️

0 Comments

Durante la primera semana de agosto vimos como China se puso nerviosa cuando uno de los más altos funcionarios del gobierno estadounidense visitó Taiwán a principios de este mes. Para caldear más el ambiente, la noticia de que un grupo de legisladores estadounidenses se reunirán solo ha hecho que alimentar las llamas de este conflicto. La amenaza de China de tomar el control de la región por la fuerza si es necesario, pone en peligro la mayor economía de fabricación de chips del mundo y, por extensión, nuestra inversión en acciones.

¿Qué está pasando exactamente?🤦‍♂️​

Puede que Taiwán esté situada como la 18ª economía del mundo, pero está muy por encima de su posición económica cuando hablamos de semiconductores. Este pequeño país fabrica el 65% de los chips informáticos del mundo, mientras que China y Estados Unidos (dos de los mayores consumidores de semiconductores) tienen una cuota de mercado combinada del 15%. Sólo el fabricante de chips taiwanés TSMC fabrica más del triple.

curso invertir en bolsa
Cuota de mercado de los semiconductores por países.

Ahora mismo, el mundo depende en exceso de Taiwán para satisfacer la mayor parte de sus pedidos. Y aunque China, EE.UU. y Europa ya han prometido invertir más de 250.000 millones de dólares entre todos para ampliar su capacidad de fabricación de chips, estos nuevos proyectos probablemente no producirán ningún chip antes de 2026. En cuanto al deseo de EE.UU. de conseguir la «autosuficiencia completa» en términos de fabricación, probablemente les llevará al menos 10 años y más de un billón de dólares de inversión, según Boston Consulting Group y la Asociación de la Industria de Semiconductores.

¿Qué impacto tiene una invasión de Taiwán por parte de China?💣​

1. Retrasos y escasez de chips.⏳​

Si China finalmente ataca a Taiwán, uno de los principales riesgos es una nueva escasez mundial de chips. Aunque suelen representar un pequeño porcentaje de los costes totales de material, también son insustituibles. Esto significa que una escasez de chips puede detener la producción por completo. 

Durante la época de los confinamientos por el Covid lo vivimos. Por ejemplo, Apple tuvo que retrasar el lanzamiento de nuevos productos y recortar los objetivos de producción, lo que repercutió negativamente en el crecimiento de sus ventas. Y dado que Bloomberg estima que Apple representa cerca del 25% de los beneficios de TSMC, este es un ejemplo de lo que podría ocurrir a una escala mucho mayor en el futuro para todos los sectores de la inversión en acciones. 

curso invertir en bolsa
El valor de la inversión en acciones de TSMC depende en gran parte de Apple. Fuente: TSMC.

2. Impulsaría la inflación mundial.🎈​

En el gráfico de abajo podéis ver el efecto de la escasez provocada por la pandemia en las industrias dependientes de los chips en EE.UU., que representan cerca del 40% del sector manufacturero del país. Los precios de la inversión en acciones de las industrias que dependen de los chips subieron una media de 4% más (en rojo) que los precios de la inversión en acciones de las industrias que no dependen de los chips (en azul).

curso invertir en bolsa
Variación de precios en las industrias manufactureras de EE.UU.. Fuente: BEA / BLS

3. El crecimiento económico mundial se vería afectado.📉​

China aporta una quinta parte de la producción económica mundial, lo que significa que un conflicto militar tendría consecuencias de gran magnitud para la inversión en acciones chinas. Sin contar que una interrupción en la producción de chips de Taiwán provocaría paros de producción en todo el mundo y, en última instancia, perjudicaría la inversión en acciones de todo el mundo. Después de todo, TSMC fabrica chips para otros fabricantes y diseñadores de chips, como Broadcom, Qualcomm, Nvidia, AMD y Texas Instruments. Y dado que suministran a los mayores fabricantes de electrónica de consumo, equipos de comunicaciones y piezas de automóviles del mundo, esto tendría graves efectos en cadena.

Entonces, ¿Cómo protegemos nuestra inversión en acciones?🧐​

Históricamente los conflictos militares se han relacionado con caídas de entre un 10 y un 20% en la inversión en acciones de un país, y han sido especialmente perjudiciales para la inversión en acciones de mercados emergentes. También se ha asociado a riesgos como crecimiento de la inflación y posibles recesiones. Ya que sabemos esto, os recomendamos realizar nuestra inversión en acciones con un beta bajo, bonos del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS) y en inversiones alternativas.

¿Hay algún ETF interesante para invertir?🧺​

Para vuestra fortuna, la respuesta es sí. Podéis diversificar vuestra inversión en acciones con ETFs de los sectores aeroespaciales y de defensa. Los más óptimos para la mezcla serían el ETF iShares U.S. Aerospace & Defense (NYSE:ITA), el ETF Invesco Aerospace & Defense (NYSEARCA:PPA) y el ETF SPDR S&P Aerospace & Defense (NYSEARCA:XAR). 

 

 
Y como las guerras se están poniendo de moda, los ETFS de ciberseguridad como el SPDR S&P Kensho Future Security ETF (NYSEARCA:FITE) también podrían ser una buena apuesta para diversificar nuestra inversión en acciones.

 

¿Y si no quiero invertir en ETFs?🙄​

Si os apetece arriesgar un poco más y no queréis invertir en ETFs, podéis realizar vuestra inversión en acciones de empresas de producción de chips con sede en EE.UU. y Europa, como ASML (NASDAQ:ASML), Global Foundries (NASDAQ:GFS), Tower Semiconductor (NASDAQ:TSEM), o la surcoreana Samsung Electronics (KRX:005930). Todas ellas se beneficiarían de los posibles problemas de logística y de una subida de precios en caso de interrupción, ya que los fabricantes del mundo recurrirían a ellas para compensar la ausencia de Taiwán.

 

About the author 

Jordi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates