«No es el momento de la inversión en acciones» según Elon Musk. ¿Tiene razón?🗣️​🤯​

La semana pasada, Elon Musk les dijo a los principales ejecutivos de Tesla que tenía un “muy mal presentimiento” sobre la situación de la inversión en acciones. Y él no es el único CEO de alto perfil que augura malos tiempos. Jamie Dimon de JPMorgan Chase advirtió a los inversores que se prepararan para un “huracán”. Vamos a ver por qué deberíamos estar preocupados y cómo gestionar nuestras carteras para prepararnos para lo peor.

¿Por qué deberíamos estar preocupados?​😟​

1. Musk y Dimon solían ser optimistas respecto a la inversión en acciones👍​

Musk fue hasta hace poco muy optimista sobre las perspectivas de Tesla, con una demanda fuerte para sus vehículos eléctricos de lujo, y sobre los mercados globales, como ilustró su oferta de 44 mil millones de dólares para comprar Twitter. Dimon, mientras tanto, hasta hace poco solo vio «nubes de tormenta» que dijo que pronto podrían disiparse.

curso invertir en bolsa
Entrega de vehículos de Tesla del Q1 2022. Fuente: Tesla

Si bien los titulares de líderes de tan alto perfil siempre deben tomarse con cautela, puede haber una agenda más amplia en juego, un cambio tan dramático en el sentimiento debe tomarse como una señal de advertencia.

2. No son solo Elon y Jamie dudan de la inversión en acciones🤒​

Musk y Dimon han aparecido en los titulares, pero se están uniendo al creciente coro de líderes corporativos que advierten sobre el deterioro de las perspectivas de la inversión en acciones. Las recientes ganancias de incondicionales económicos como Walmart (WMT) a empresas innovadoras como el intercambio de criptomonedas Coinbase (COIN) han demostrado que las ganancias ya están siendo probadas por tipos de interés e inflación más altos. En general, la tendencia es clara: las empresas estadounidenses se preparan para tiempos más difíciles.

3. Tesla y JPMorgan son grandes empresas en sectores clave🥇

Musk y Dimon gestionan dos de los negocios más importantes de la economía más importante del mundo. Cuando se vuelven más cautelosos, estamos hablando de la posibilidad de que miles de trabajadores pierdan sus trabajos, y de las enormes implicaciones para sus socios comerciales, proveedores y clientes globales. Además, el impacto no es solo económico: Tesla ha sido el favorito para la inversión en acciones durante mucho tiempo. JPMorgan, el banco más grande de la economía más grande del mundo, ha sido visto como un refugio raro a medida que suben los tipos de interés.

Si las perspectivas de estas empresas se deterioran aún más, es probable que las implicaciones se sientan no solo en la economía, sino también en los mercados financieros.

4. Ambas empresas son referentes de la economía🔝​

Las ventas de automóviles y el flujo de crédito global son indicadores confiables de la salud de una economía. Cuando las ventas de autos nuevos se reducen significativamente, a menudo indica que los consumidores se están ajustando el cinturón en previsión de una recesión. Cuando el crédito global se desacelera, a menudo indica que los bancos están preocupados de que las empresas y las personas puedan tener dificultades para pagar los préstamos.

curso invertir en bolsa
Comparativa de resultados de los últimos 5 años de Tesla y JP Morgan. Fuente: Tradingview

Y si bien puede haber otros factores en juego para estas dos empresas (los desafíos de Tesla pueden tener algo que ver con la escasez actual de componentes clave, por ejemplo), ninguna de las dos empresas está sola en sus industrias al emitir advertencias. Y esa es una clara señal de advertencia de que las perspectivas siguen siendo sombrías a corto plazo.

5. El miedo puede contagiarse alrededor de la inversión en acciones😷​

Periódicamente, la inversión en acciones atraviesa recesiones pronunciadas y prolongadas, y los «bucles de retroalimentación negativa» pueden actuar como catalizadores. Es lo que sucede cuando las empresas se vuelven más cautelosas con respecto a sus perspectivas. Dicha cautela hace que el sentimiento de los inversores sea más negativo. El efecto hace que los precios de las acciones y los bonos corporativos bajen, lo que aumenta el coste de los préstamos para las empresas y eso, a su vez, afecta las perspectivas de estas empresas y lleva a la administración a ser aún más cautelosa.

curso invertir en bolsa
Histórico de mercados bajistas y recesiones del S&P 500. Fuente: See it Market

Este circuito de retroalimentación entre los fundamentos económicos y el sentimiento en la inversión en acciones, que el ícono de la inversión George Soros denomina «reflexividad«, puede convertirse rápidamente en una espiral negativa, deteniéndose solo cuando los precios han caído significativamente.

6. Los últimos tweets de Elon Musk no son en su tono habitual​💭​

Seamos honestos, este no fue el tuit provocativo habitual de @elonmusk. Si lo fuera, también podríamos ignorarlo (o no…). Su nota a los ejecutivos y la advertencia de Dimon a los inversores fueron más que eso. Juntos se suman al redoble de advertencias de los líderes corporativos que están tomando duras medidas (recortes de personal o rescisión de ofertas de trabajo recientes) para protegerse contra un entorno de crecimiento en deterioro.

curso invertir en bolsa
Elon Musk no tiene buen augurio para la inversión en acciones. Fuente: Teslarati

Y esto debería preocuparnos. La razón principal por la que la inversión en acciones no se ha vendido de manera más significativa es porque los inversores aún esperan que las empresas puedan superar un período más desafiante. La nota de Musk a los ejecutivos, que pide recortes de empleos y una pausa global en la contratación, sugiere que no será fácil.

¿Está la inversión en acciones preparada para caer más?🎢​

Hay muchas razones para estar nervioso, pero hay cosas que podemos hacer para asegurarnos de estar protegido y abierto a las oportunidades cuando aparezcan en este desafiante mercado.

Debemos asegurarnos que nuestras carteras estén lo suficientemente diversificadas: no solo debemos realizar nuestra inversión en acciones, sino también en bonos del Tesoro, el oro, materias primas e incluso el dólar estadounidense si queremos una cobertura a corto plazo contra la caída simultánea de todos los activos. Podemos mantener una inversión en acciones de alta calidad en sectores difíciles de vivir sin ellos, como atención médica, servicios públicos y bienes de consumo básicos. Y si queremos ganar mucho dinero, puede que nos vaya bien tener algo de efectivo que podamos desplegar cuando veamos una capitulación real en el mercado de inversión en acciones. Porque solo entonces maximizaremos nuestros beneficios.

curso invertir en bolsa
Expectativas e incertidumbre sobre el rendimiento de los activos. Fuente: Blackrock

Y si, mientras tanto, si no podemos resistir la tentación de agregar algo de riesgo a nuestras carteras, busquemos activos que ya se hayan vendido mucho y posiblemente presenten ratios de riesgo-recompensa más atractivos, como las acciones chinas o incluso las acciones tecnológicas disruptivas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram