by Jordi 

¿Podríamos aprender a amar la inversión más odiada del mundo?​🎫​🤝

0 Comments

Con la inflación en niveles vistos por última vez en la década de 1970 y la Reserva Federal iniciando uno de sus ciclos de subida de tipos más agresivos, no sorprende que la inversión en bonos sean actualmente el activo más odiado del mundo. Pero cuando vemos que todo el mundo muestra un sentimiento bajista en un activo en particular, probablemente nos encontremos ante una inversión contraria interesante. Y de hecho lo es.

¿Por qué la inversión en los bonos ha caído?🍃

La inflación no ha sido tan alta desde la década de 1970, y obligó a la Reserva Federal (Fed) a aumentar los tipos de interés mucho más rápido de lo que anticipaban los inversores.

Tanto el aumento de los tipos de interés como la alta inflación son malas para los bonos como activo de inversión: la alta inflación reduce el poder adquisitivo de los flujos de efectivo de los bonos, mientras que los tipos más altos obligan a los bonos existentes a negociarse por menos que los nuevos bonos de mayor rentabilidad. Eso es malo para todos los bonos, pero particularmente para los bonos del Tesoro de EE. UU. a más largo plazo, que son más sensibles a los cambios en los tipos de interés y la inflación que los de corto plazo.

Rendimiento de los últimos 18 años del ETF Ishares 20+Y Treasury Bond. Fuente: Yahoo Finance.

¿Por qué no deberíamos escuchar a los detractores?🙉

Cuando todo el mundo se siente bajista con respecto a alguna inversión, y cuando ese «algo» ya ha perdido una cantidad récord de dinero, debemos preguntarnos si tienen razón en ser tan negativos.

Porque, de manera un tanto contraria a la intuición, los activos en realidad son menos arriesgados cuando experimentan sus pérdidas más grandes que cuando han estado subiendo constantemente durante años. Y al igual que comprar acciones fue una mejor idea en 2009 que en 2008, comprar bonos podría decirse que es una mejor idea hoy que hace uno o dos años, cuando los tipos de interés aún eran bajas y caían.

Todavía hay una buena posibilidad de que los tipos de interés e incluso la inflación aumenten. Y si eso sucede, claro, es poco probable que ganemos dinero comprando bonos, incluso a estos niveles. Pero invertir con éxito tiene tanto que ver con las asimetrías en el riesgo y la recompensa como con la frecuencia con la que se tiene razón. Y en los niveles actuales, la relación riesgo-recompensa de agregar bonos a nuestra cartera parece bastante atractivo.

¿Por qué el riesgo-recompensa se ve tan sabroso?🤤

Una mayor rentabilidad hará crecer la inversión en bonos

Pues si, la razón principal por la que los bonos se están derrumbando, la subida de los tipos de interés, es la misma razón por la que podríamos querer realizar una inversión en ellos.

Si bien la subida de los tipos se traducirá en grandes pérdidas para los inversores en bonos existentes, ofrecerá a los inversores en nuevos bonos una mayor rentabilidad. Desde esa perspectiva, cuanto mayor sean los tipos de interés, mejor. Con estos tipos más altos, la demanda de bonos debería volver a crecer. Después de todo, cuando podemos generar un 3 % prácticamente sin riesgos realizando una inversión en bonos del Tesoro de EE. UU., los inversores estarán mucho menos incentivados para invertir en activos de riesgo como las acciones, especialmente si las perspectivas de la economía parecen desafiantes.

El mercado de bonos está maduro para sorpresas positivas😮

Los precios de los bonos ya reflejan la perspectiva más desafiante de tipos de interés e inflación más altos. Eso queda claro a partir de las pérdidas récord en los precios de los bonos.

Y ahora que los precios están tan bajos, cualquier sorpresa positiva con respecto a los tipos de interés o la inflación podría hacer que los precios de los bonos se recuperen considerablemente. De hecho, eso es lo que sucedió en 2019, cuando la Fed dio marcha atrás con sus subidas de tipos después de que se hizo evidente que la economía no podría manejar tipos más altos. Por otro lado, se necesitarían muy malas noticias para que los precios caigan aún más, dado lo impopular que ya es el activo.

El riesgo de recesión pronto superará el riesgo de inflación💥

El foco principal del mercado en este momento es la inflación, y la prioridad número uno de la Fed es arreglarla. Eso obviamente no es bueno para los bonos.

Pero la Fed tiene la intención activa de desacelerar el crecimiento para reducir la inflación. Y a juzgar por la historia, se pasará de la raya: la Reserva Federal solo ha logrado lograr un «aterrizaje suave», cuando no llevó a la economía a una recesión, en una ocasión en la historia. El presidente de la Fed, Jerome Powell, ciertamente no parece demasiado confiado esta vez, diciendo recientemente que era más probable un aterrizaje «suave». Y cuando la Reserva Federal se enfrente a una economía estadounidense en recesión, no tendrá muchas opciones: tendrá que recortar los tipos de interés una vez más.

Entonces, ¿Cómo aprovechamos esta oportunidad de inversión?❓

Incluso si el perfil de riesgo-recompensa no nos convence en los bonos, es posible que consideremos agregarlos a nuestra cartera por sus beneficios de diversificación.

Si bien los bienes raíces, las materias primas y las acciones mostrarían beneficios de diversificación cuando la economía funciona bien, es probable que todos caigan si cae y el sentimiento cambia. En ese entorno, es probable que solo los activos de refugio seguro como el oro y los bonos del Tesoro de EE. UU. compensen sus pérdidas. Pero los bonos deberían beneficiarse más que el oro si la inflación cae junto con el crecimiento económico. Podríamos decir que esto hace que los bonos del Tesoro de EE. UU. sean la mejor cobertura en estos niveles.

Tanto el iShares 7-10 Year Treasury Bond ETF (IEF) es una buena inversión sólida si estamos buscando comprar bonos. Este fondo es sensible al crecimiento económico y la inflación, lo que debería darnos más por nuestro dinero en este entorno. Y recordemos que no necesitamos comprarlo todo de una vez: podemos ir ingresando gradualmente con el tiempo, a medida que bajan los precios, una excelente manera de suavizar nuestro punto de entrada.

Rendimiento de los ultimos 10 años del iShares 7-10 Year Treasury Bond ETF. Fuente: Yahoo Finance

About the author 

Jordi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates