¿Por qué todos ignoran las acciones de servicios públicos?

Las acciones de servicios públicos se encuentran en un momento extraño: apenas han conseguido superar al mercado en general desde principios de año, incluso cuando los precios de la electricidad, el gas y otros servicios que ofrecen se han disparado. Hay ciertas razones para eso, pero no necesariamente tenemos que evitarlas solo porque todos los demás lo hacen.

curso de inversión

¿Por qué las empresas de servicios públicos no lo han hecho mejor?

Los ingresos de las empresas de servicios públicos podrían haber crecido, pero a su vez también lo han hecho los costes de las materias primas que necesitan. Estos gastos extra significan mayores costes de producción y menores márgenes de beneficio. Y dado que las empresas de servicios públicos están muy reguladas, no pueden trasladar completamente esos costes más altos a los clientes. Sus ganancias suelen estar reguladas, y los gobiernos regulan cualquier ganancia sobre una “ganancia permitida” para subsidiar a los clientes. Y dado que los mayores costes de la energía están afectando gravemente los ingresos disponibles de los consumidores (representan el 20 % del gasto de los hogares en algunas regiones, frente al 7 % de hace un año), los inversores solo esperan que sigan subiendo las presiones regulatorias. A su vez, las altas rentabilidades de los dividendos y los flujos de efectivo estables de los servicios públicos llevan a los inversores a tratarlos como si fueran bonos, es decir, como un activo de renta fija. Eso hace que las acciones de servicios público sean más vulnerables a subidas de los tipos de interés y por ende, menos populares entre los inversores de hoy.

curso de inversión en bolsa
Eficiencia energética de los hogares europeos. Fuente: EOM

Entonces, ¿para qué quiero tenerlos en mi cartera?

Las empresas de servicios públicos también tienen las mejores características de los bonos. A diferencia de muchos otros sectores que dependen de una economía en auge para hacer crecer sus ganancias, las empresas de servicios públicos brindan servicios que siempre se necesitan. Esta actitud defensiva tiende a resultar valiosa cuando la economía se debilita. Además, estas empresas suelen ser fuertemente reguladas con pocos competidores y con flujos de efectivo predecibles, lo que significa que pueden pagar buenos dividendos a los inversores. Estas dos características, la resistencia en las recesiones económicas y los ingresos estables ayudan a compensar parte del daño que ha provocado las subidas de los tipos de interés. Pero como acciones, las empresas de servicios públicos también tienen importantes ganancias de capital. Y en este momento, hay buenas razones para creer que podrían estar a punto de aprovechar ese potencial.

curso de inversión en bolsa
Rentabilidad de diferentes índices de servicios públicos de EE. UU. Fuente: S&P Global

(i) Los servicios públicos están en el centro de la transición hacia la energía verde, ya que las fuentes de energía más contaminantes se eliminan gradualmente y se van introduciendo gradualmente fuentes más ecológicas. El conflicto iniciado por Rusia, el principal proveedor de gas en Europa, solo ha acelerado esa tendencia: los países europeos se están centrando en mejorar la eficiencia energética y desarrollar sus propias fuentes de energía para reducir su dependencia de productores externos. Las empresas de servicios públicos tienen todos los incentivos para invertir en tantos proyectos como puedan, ya que sus «beneficios permitidos» se calculan como un margen de los activos que poseen. Y dado que los gobiernos están tratando de reducir las emisiones de sus propios países, tienen todos los incentivos para ayudarlos sin poner regulaciones en el camino. Tenemos que tener en cuenta que aumentar estas inversiones renovables les llevará tiempo: es posible que solo estemos al principio de una gran era para la energía renovable.

curso de inversión en bolsa
Cuota de mercado de energía procedente de recursos renovables en la UE. Fuente: Eurostat

(ii) Los inversores han sido tan pesimistas sobre las perspectivas a corto plazo de las empresas de servicios públicos que posiblemente han presionado sus valoraciones a la baja, y algunas de las empresas de servicios públicos de mayor calidad cotizan por debajo de 10 veces sus beneficios. Esto no necesariamente significa que sea más barato que su promedio a largo plazo, pero podríamos decir que no está muy caro tampoco. Seguro que todavía hay muchos vientos en contra (regulación, costes de los productos básicos, subida de los tipos de interés) en el corto plazo, pero no se quedarán para siempre. Y dado el pesimismo actual, cualquier sorpresa positiva podría iniciar un repunte significativo.

Y si no tenemos formación en inversión financiera, ¿cómo puedo aprovechar esta oportunidad?

Es posible que los servicios públicos no nos den las esperadas rentabilidades de tres cifras que algunas acciones de crecimiento brindan en un mercado alcista. Pero es probable que superen al mercado en general en un entorno bajista, incluso si no pueden evitar pérdidas por completo. Y esto podría ser exactamente lo que nuestra cartera necesita en este momento: un activo que ayude a nuestras carteras a soportar una desaceleración económica, que nos garantice algunos ingresos y, si tenemos paciencia, nos ofrezca el potencial de obtener importantes ganancias de capital.
En cuanto a dónde invertir, las empresas de servicios públicos de EE. UU. seguro que se beneficiarán de la tendencia, pero el equilibrio riesgo/recompensa se muestra bastante atractivo en Europa, donde la transición hacia fuentes de energía más ecológicas se está acelerando y la regulación es un desafío menor. Si no tenemos formación en inversión financiera y no queremos meter la pata, ganar exposición con un ETF de servicios públicos diversificado pueden ser las opciones más seguras y viables.

curso de inversión en bolsa
Rentabilidad de los últimos 3 años del iShares STOXX Europe 600 Utilities UCITS ETF. Fuente: MorningStar

El ETF iShares STOXX Europe 600 Utilities UCITS es la mejor opción en Europa, y el ETF Vanguard Utilities (VPU) en los Estados Unidos. El problema con los ETF es que invierten en todo tipo de servicios públicos, pero aquellos que se centran en la electricidad y las energías renovables son mucho más prometedores. Goldman Sachs ha publicado una lista útil de sus mejores opciones para Europa:

curso de inversión en bolsa
Fuente: Goldman Sachs Global Investment Research

De toda la lista podemos destacar tres:
-El referente italiano Enel tiene una fuerte exposición a las energías renovables y una alta rentabilidad por dividendo del 6,3 %, y su valoración parece baja.
-El proveedor de electricidad Engie es una empresa sólida, con una alta rentabilidad por dividendo del 7% y una valoración baja.
-Solaris, que debería beneficiarse directamente del cambio de política energética de Europa.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Ir arriba