Ratio de Sortino: Qué es y para qué sirve

Qué es el ratio de Sortino

El ratio de Sortino es una variación del ratio de Sharpe. Este ratio diferencia la volatilidad perjudicial de la volatilidad global total utilizando la desviación típica del activo de la rentabilidad negativa de la cartera (desviación a la baja) en vez de la desviación típica total de la rentabilidad de la cartera. El ratio de Sortino toma la rentabilidad de un activo o una cartera, le resta la tasa libre de riesgo y, a continuación, divide esa cantidad por la desviación a la baja del activo. El ratio debe su nombre a Frank A. Sortino.

Para qué sirve el ratio de Sortino

El ratio de Sortino es una forma útil para que los inversores, analistas y gestores de carteras evalúen la rentabilidad de una inversión para un determinado nivel de mal riesgo. Dado que este ratio utiliza únicamente la desviación a la baja como medida del riesgo, resuelve el problema de utilizar el riesgo total, o desviación típica, lo cual es importante porque la volatilidad al alza es beneficiosa para los inversores y no es un factor que preocupe a la mayoría de ellos.

Comparativa del ratio de Sortino del ETF Van Eck Gold (GDX) comparado con sus competidores. Fuente: Macro Axis.

En qué se diferencia el ratio de Sortino del ratio de Sharpe

El ratio Sortino mejora el ratio Sharpe aislando la volatilidad a la baja o negativa de la volatilidad total dividiendo el exceso de rentabilidad por la desviación a la baja en lugar de por la desviación típica total de una cartera o activo. El ratio de Sharpe no favorece a la inversión por el buen riesgo, lo que proporciona rentabilidades positivos a los inversores. Sin embargo, se debe determinar qué ratio utilizar dependiendo de si el inversor quiere centrarse en la desviación total o en la estándar, o sólo en la desviación a la baja.

Cómo se calcula el ratio de Sortino

Debido a que el ratio de Sortino se enfoca solo en la desviación negativa de la rentabilidad de una cartera con respecto a la media, se cree que brinda una mejor visión de la rentabilidad ajustada al riesgo de una cartera, ya que la volatilidad positiva es un beneficio. El índice de Sortino difiere del ratio de Sharpe en que solo considera la desviación estándar del riesgo a la baja, en vez del riesgo total (al alza + a la baja).

Fórmula del cálculo del ratio de Sortino.

Ejemplo de uso del ratio de Sortino

Al igual que el ratio de Sharpe, un resultado del ratio de Sortino más alto es mejor. Al examinar dos inversiones similares, un inversor preferirá la que tenga el ratio de Sortino más alto, porque significa que la inversión está generando más rentabilidad por unidad del riesgo malo que asume.

Por ejemplo, supongamos que un ETF A tiene una rentabilidad anualizada del 12% y una desviación a la baja del 10%. Por otra parte, tenemos un ETF B que tiene una rentabilidad anualizada del 10% y una desviación a la baja del 7%. La tasa libre de riesgo es del 2,5%. Los ratios de Sortino de ambos ETFs se calcularían de la siguiente manera:

Cálculos del ratio de Sortino del ejemplo planteado.

Aunque el ETF A genera un 2% más de rentabilidad anualizada, no está obteniendo esa rentabilidad de forma tan eficiente como el ETF B debido a sus desviaciones a la baja. Según esta métrica, el ETF B es la mejor opción de inversión. Aunque es habitual utilizar la tasa libre de riesgo, los inversores también pueden utilizar la rentabilidad esperada en los cálculos. Para que las fórmulas sean precisas, el inversor debe ser coherente en cuanto al tipo de rentabilidad que busca.

¿Te ha gustado el contenido publicado en este artículo?

Pues entonces te invitamos a darte de alta en nuestra newsletter de ideas de inversión. Recibe día a día las mejores ideas de inversión seleccionadas por el equipo de Formación en Inversión registrando tu email en el siguiente formulario:

Te puede interesar:

Sobre el autor

Miguel Sánchez

Mike es un inversionista y comerciante propietario profesional con una experiencia de 12 años en la industria. Desarrolló su pasión por los mercados financieros y la macro global a una edad temprana.

Después de graduarse en Comercio Internacional y especializarse en Macroeconomía, se centró en el mercado de criptomonedas durante el auge de las ICO en 2017 y cofundó Ágora, la primera revista digital y en papel de Blockchain y criptomonedas en español.

Durante este tiempo, siguió operando con volumen discrecional y estrategias cuantitativas en el mercado de divisas, materias primas y futuros de índices para varias empresas propietarias, mientras trabajaba en el sector del lujo para marcas de renombre mundial como Louis Vuitton, Moët Hennessy, Hackett y otras.

Justo antes de la pandemia, cofundó la academia de comercio e inversión Formación en Inversión junto con Félix Fuertes y Jacobo Maximiliano.

Desde entonces, ha trabajado como mentor para más de 500 estudiantes que eligieron aprender los cursos de finanzas de la más alta calidad mientras gastan la menor cantidad de dinero en educación. Esto ha llevado a cientos de estudiantes a ahorrar suficiente capital para trabajar después de las tutorías y ahora disfrutan de invertir y comerciar con sus compañeros en una de las comunidades de inversión más exitosas de España.

Deja un comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}